miércoles, 13 de agosto de 2008

Manejo de límites y autoridad



Algunos padres sienten que no manejan de la mejor manera los límites y la disciplina, especialmente lograr una conducta adecuada en sus hijos, o no saben como aplicar una consecuencia cuando alguna conducta indebida se ha presentado.
Para comenzar lo primero que se debe tener en cuenta es que la autoridad no se ejerce a través de la agresión, violencia o intimidación de ningún tipo.
Es probable que encontremos actitudes o conductas agresivas no violentas, como la burla, el desprecio, la humillación, o incluso ignorar. Lamentablemente, muchas más hirientes desde el punto de vista emocional, aunque no hayan provocado el más mínimo daño físico.
Cuando hablamos de autoridad nos referimos a la forma racional y no al sometimiento. Esta autoridad debería tener la capacidad de lograr una conducta en otro individuo sin la necesidad de la fuerza física, la amenaza o la presión. Esto más adelante se convierte en una autoridad moral.
Todos aquellos involucrados en la administración de autoridad (padres, abuelos, hermanos, tíos, educadores) deben estar de acuerdo al menos en tres aspectos:

1- ¿Qué es lo permitido?
2- ¿Qué es lo no permitido?
3- Cuando ocurre algo de lo no permitido, como se sanciona?

Existe un problema serio cuando no se observan estos aspectos y no existe acuerdo con todos los agentes educativos; al no observar todos las mismas reglas con las mismas consecuencias, se transmiten varios mensajes a los hijos, los cuales generan dificultades. Una de las más importantes es anular la autoridad de otro.

“En este acuerdo, los padres deben intentar mantener un solo frente ante sus hijos y en los casos que haya diferencias en sus puntos de vista, deberán intentar ponerse de acuerdo. Es incluso preferible que uno de ellos ceda ante otro a fin de ofrecer un común acuerdo y posteriormente hablar entre sí para llegar realmente al acuerdo”
(Luis Méndez Cárdenas, Psiquiatra)
Es muy común encontrar padres que solo se quedan en la advertencia de una sanción, como por ejemplo decirle o anunciarle muchas veces nuestra consecuencia. ("Esto es en serio, ya te dije que te voy a castigar, estoy contando") Esto hace sentir a los niños que las reglas no son realmente como se anunciaron, lo que indica una falta clara de límites.
Límites significa una de dos posibilidades para quien ejerce la autoridad, o soy capaz de controlar una conducta, o soy capaz de sancionarla. Sino tengo ninguna de estas posibilidades, no estoy controlando realmente los límites.

Recomendaciones para el manejo de conductas:

Uso del tiempo fuera:
Consiste en poner al niño fuera del grupo en un descanso de un lapso corto de tiempo, después de la presentación de una conducta inaceptable.
Este procedimiento ha resultado eficaz para reducir conductas problemas como son caprichos, golpes, morder, no seguir indicaciones, etc, se aplica especialmente en niños de 2 a 10 años. En general se utiliza un minuto por edad.
El tiempo fuera bien utilizado da buenos resultados en el control de conductas inapropiadas.

DIEZ PRINCIPIOS PARA VIVIR CON NIÑOS
Karen Del Pino
(Terapeuta ocupacional)

“Sorprendamos a los niños portándose bien”
Esforzarse por elogiarlo o atenderlo cuando se porta bien. Portarse bien incluye todo lo que un niño hace bien y eso debemos felicitarlo

“Déjelos ayudarle”
Permitir que los niños nos ayuden en los quehaceres y actividades de la casa, siempre en compañía de los padres.

“Vigile a sus hijos”
Podemos observar a los niños sin interrumpir su juego, pero debemos siempre dejar claro que somos los adultos quienes organizamos los horarios y tiempos.

“La disciplina y su aplicación deben ser lo más positivas posibles”
Cuando se utiliza el tiempo fuera, luego no se debe hablar del tema, ni recriminar al niño, y siempre es preferible hablarle y darle un tiempo fuera, antes que manejar estas conductas con golpes.

“Los sermones son para las iglesias, no para el hogar”
No sermonear a los niños, las amenazas y los regaños son inútiles. Es bueno hablar con ellos pero no en momento de crisis.

“Demuestre compasión cuando ejerza disciplina”
Cuando el niño se va a perder una película una salida a comer, hay que mostrar compasión pero no ceder.

“Insinuación e imitación”
Los niños aprenden de lo que ven y escuchan. Si el niño infringe una de las reglas de la casa y el problema se maneja en forma positiva, entonces aprenderá que los problemas pueden manejarse en esa forma, si usted grita cuando se enoja, lo menos que puede esperar es que el niño siga ese ejemplo, es importante mostrar a los niños que los problemas pueden manejarse sin perder la calma.

“Ser una madre, no un mártir”
Los padres son excelentes para cuidar niños, es muy bueno para las madres pasar tiempo sin niños, para descansar.
Es importante escoger con cuidado a la persona que se haga cargo.

“Los padres son maestros”
Lo planee usted o no, lo intente o no, enseñará a sus hijos a través de su interacción con ellos. Lo que hacemos como padres es más importante que lo que decimos.

3 comentarios:

GLORIA dijo...

DIANA, COMO SIEMPRE TU POST ES UN TESORO!!!
SI TAN SOLO TODOS LOS PADRES LO LEYERAN QUE DISTINTO SERÍA EL MUNDO!
YO YA TOMÉ VARIOS CONSEJILLOS QUE ESPERO PONER EN PRÁCTICA PERO YA!

GRACIAS POR PREOCUPARTE TANTO DEL BIENESTAR DE LOS NIÑOS, DIOS TE BENDIGA AMIGA ♥ BESITOS ♥

Diana dijo...

Gloria... muchas gracias por tus bellas palabras, yo creo que muchos padres leen esto y ayudaremos con un granito de arena, gracias por venir siempre... besitos

Anónimo dijo...

Quisiera saber como guiar a los padres en el manejo de la autoridad en el hogar y que esto se vea reflejado en la escuela