domingo, 8 de junio de 2008

Pataletas




¿Qué son las pataletas?
Se podrían definir como la forma en que algunos niños reaccionan ante una negativa, ante una petición o deseo, y que es la manera de reaccionar a una frustración.
Las causas no están muy claras, algunos autores hablan de la edad, otros del carácter y de la educación recibida. Lo más probable es que sea un conjunto de factores que influyen en la forma en que el niño manifiesta sus sentimientos.
Los niños muchas veces tienen la incapacidad de expresar sentimientos y emociones, y por ende a manejarlos, es por eso que reaccionan exteriorizando su frustración, aunque a veces también lo hacen para conseguir algo. Como llamar la atención y poner a prueba los límites y reglas establecidas por sus padres.

Según Lecannelier la conducta de las pataletas es un acto normal en el desarrollo de cada niño, especialmente en niños entre un año y tres años. Y lo que él plantea es que esta conducta es generada por el vínculo, ya que según su teoría cuando las pataletas son extremas o muy recurrentes es porque el vínculo es deficiente.
Y estos vínculos deficientes se manifiestan especialmente en padres ambivalentes (impredecibles, cariñosos un día, indiferentes al otro) y los padres maltratadores, y frente a este tipo de papás, los niños deben recurrir a estrategias para captar su atención.
Existen dos corrientes que hablan de las pataletas como forma de manipulación. Primero se dice que en niños menores de dos años no existe esa forma de conducta. Luego pasado los dos años algunos autores dicen que esa conducta debe ser ignorada, por ser una forma de manejar los sentimientos de los padres. Mientras que Lecannielier habla que ignorar una pataleta acrecentaría el sentimiento de estrés y el niño sentiría ignoradas sus emociones.
Se debe ser “creativos” a la hora de contener la pataleta, desviar la atención del niño “sin gritarle, ni retarlo”
“Los niños seguros tienden a calmarse con los padres”
Para poder mejorar las conductas de pataletas, debemos entender por qué el niño recurre a ellas, ya que a veces es la ignorancia del pequeño de cómo poder comunicarse con sus padres. Debemos aprender a observar a nuestros hijos, ver en que situaciones se dan estas conductas, no exponerlo a situaciones estresantes, ofrecerle ayuda cuando la necesite, evitar que se enfade innecesariamente. Adelantémonos a la pataleta y calmemos al niño antes de que esta ocurra.

9 comentarios:

kiantei dijo...

Súper bueno.
Pero no me queda tan claro eso de que le dan solo a niños cuyos vínculos son deficientes.
Yo le daría más vueltas.
A mi hijo menor, ahora de 18, le daban unas pataletas en las que solo quería que se abriera la tierra y me tragara...
Le abría la puerta de su pieza con toda calma y él sabía solito que ESE era el lugar donde desahogarse...y entraba.
Salía a los tres minutos (nunca fue más) y me decía: Listo mamá, se me pasó.
Estupendo, venga a darme un beso, lo felicito porque esta vez duró menos.
Nunca entendí que quería, por qué le daban, ni él tampoco persistía en nada.
Y bue...ahora es papá y sigue regalón y mañosito.
Creo que hay que aprender a clasificarlas y tener claridad y paciencia para enfrentarlas.
Mucho amor de por medio y jamás de los jamases dejarse manipular por tamaña demostración de ira infantil.
Humilde opinión.

Un besote.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Una amiga me llamo hoy y me dijo "creo que mi hija es bipolar...un momento es la dulzura en persona y al momento cambia y es una diablilla!" Paciencia...hay que tener paciencia! :)

Irantzu dijo...

Me dan miedo estos posts porque en general invitan a los padres a ignorar las pataletas para que se acaben. Es como la única meta: que se acaben.
Pocos hablan como tú de entenderlas, de anticiparse, de enseñar a canalizar la frustración, o de lo normales que son...
La gente todavía las ve como simple "mal comportamiento". Todavía muchos las castigan.

Sobre los límites, yo estoy convencida de que los niños que "prueban" esos límites son aquellos cuyos padres (como tú mencionas) no han sido siempre coherentes en esos límites; los que un día dicen "sí", y al otro "no"; los que un día se relajan y "celebran" algo que hizo el niño, y al otro día se enojan y le dicen que está muy mal.
Esos niños después andan probando límites, "a ver si me dejan o no", esos son los que "manipulan"...

Pero ésa es mi humilde teoría nada más.

Felipe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
GLORIA dijo...

QUE BUEN DATO DIANA, HAY QUE APRENDER A COMPRENDER EL PORQUE DE LAS PATALETAS DE NUESTROS HIJOS, ES SU FORMA DE COMINICARSE CON SUS PADRES, PERO SE NECESITAN KILOS DE PACIENCIA NO?
BESITOS ♥

ElPoeta dijo...

Perdona si por una vez sólo leo deprisa y por encima tu entrada y no te comento sobre ella, pero quiero decirte a ti y a todos mis amigos que llevo un tiempo sin visitaros porque ando con complicaciones afectivas y mal de tiempo, aunque quiero que sepáis que no me olvido de vosotros, que esto es sólo un intento de ponerme al día y a partir de ahora quiero hacer lo posible por encontrar el tiempo para visitaros más a menudo. Un beso y un abrazo, con todo mi cariño,
V.

Diana dijo...

Kiantei: Se habla de problemas de vinculo cuando las pataletas son muy reiteradas y que alteran el desarrollo normal del pequeño. Como golpes hacia los demás o a el mismo. En general las pataletas son normales, pero lo importante del tema es poder verlo desde otro punto de vista, y acompañar más que ignorar.


Besitos

Diana dijo...

Lena: Para ser padres lo único más importante es la paciencia y la tolerancia, a veces los niños no son como quisieramos, pero son nuestros hijos y el amor todo lo puede... besitos

Irantzu: No tengo mucho que acotar a tu comentario, estás totalmente en lo cierto, los niños con pataletas, son niños confundidos, y quizás un poco de observación a nuestros niños no estaría mal. Y algo muy importante, es entender que cuando más nos necesitan nuestros hijos es cuando están descompensados, cuando se sienten mal, cuando tienen pena, angustia, no los dejemos solos cuando más nos necesitan ...


besitos



Gloria: Muy cierto, muchas veces las pataletas son la forma de comunicarse con nosotros, porque no encuentran las palabras justas, ni entienden lo que les pasa (a veces también nos pasa a nosotros) ... comprensión, amor, tolerancia ... besitos


Poeta: Bienvenido, espero no perdamos el contacto... besitos

teyma dijo...

He leído los comentarios, y me parecen muy buenos, provechosos, inteligentes y llenos de buena voluntad.
Tengo una hija que va a cumplir 4 años, y le dan pataletas a temporadas... al inicio de estas, no me cuesta reconducirlas, me siento tolerante, comprensible, y con ánimo de explicar y hacer entender todo y durante el tiempo que me lleve... pero cuando éstas se dan en momentos "clave", antes de ir a trabajar, en la calle... no sé como afrontarlas y me entra tal fustración que puedo estar 5 horas dándole vueltas perfectamente...
Creo que el motivo de las pataletas en momentos "clave" son para conseguir mi atención y permanencia con ella,....
Entonces, cuando no lo consigue... siento como una especie de odio por parte de mi hija que todavía produce en mí un augmento de esa fustración.
Algun consejo?
Gracias.