miércoles, 5 de mayo de 2010

Pequeños pasos para la integración



Desde la construcción social de la realidad en nuestras aulas, como educadores nos sometemos constantemente a los estereotipos sociales sobre la humanidad y el comportamiento humano, olvidando muchas veces que el ser humano tiene múltiples variables desde su condición humana, es así que el trabajo se subyuga en pos de una sociedad que cada vez más modernizada y plasmada de razón olvida los derechos que tiene cada ser humano.
Por eso es como parte social importante para la desconstrucción y reconstrucción hacia los cambios, es de relevancia brindar las posibilidades integrativas de nuestros niño/as, que presentan cien lenguajes(Loris Malaguzzi) nuevos para comunicarse con el mundo que todos tenemos derecho a compartir.
Entre los múltiples factores que hacen cada vez más complejo y exhaustivo el trabajo en aula dentro de las instituciones educativas, nos encontramos con niños y niñas que a lo largo del proceso de enseñanza/aprendizaje presentan dificultades comprender su medio externo, en mayor o menor grado, pero que se hacen latentes y deben ser atendidas por el sistema educativo de una manera mucho más rigurosa, debido a las demandas que presenta cada niño / a de acuerdo a su individualidad. Entre ellas el concepto de discapacidad apunta fuertemente al tema de la integración dentro de los recintos educacionales regulares, lo que no es una sorpresa para muchos de los que se han relacionado con este tema durante las últimas décadas, pero sí para quienes no están totalmente informados de la manera que se debe llevar a cabo este proceso y que representa un enorme desafío.
A partir de lo anteriormente descrito es que abrimos las puertas al mundo de la diferencia invitando a todo aquel que desee compartir este hermoso espacio de aprendizaje. Siendo nuestra concepción de desarrollo aquella donde el rol del adulto, de la familia, de la sociedad, de las instituciones, de los profesionales, es ser sostén y apuntalamiento del desarrollo infantil



Natalia Valenzuela
(Alumna en práctica Educación diferencial)

1 comentario:

natyta dijo...

Diana y todas las hermosas personas que conforman éste bello jardín de flores ... no sé como agradecerles las grandes posibilidades que me han brindado allí , todos esos/as hermosos/as pequeños/as han dejado en mi una bella huella para conocer desde la práctica lo que significa la pedagogía ... sólo sé que a mi poco andar como artífice de la vida cómo mujer he descubierto que en los lugares donde el amor surge como flores en primavera son los lugares más preciados para la vida, para que renazcan todas las mariposas que necesitan volar, en tu jardín eso sucede a diario ... estoy enormemente agradecida de haber encontrado en mi camino hacia la pedagogía a tan hermosa persona como lo eres tu y todas quienes te acompañan en esta hermosa-ardua labor de ser docente... Gracias por todos tus tiempos, tus palabras, tus gestos, tu grata compañía y tu gran sabiduría de la vida…