lunes, 7 de julio de 2008

Experiencias de madre


Hace exactamente dos meses mi hija tuvo un accidente importante. Corriendo dentro de la casa con luz apagada se golpeó la cara con una mesa, lo cual le provocó fractura de nariz y hematomas en el ojo derecho. Los días posteriores al accidente no pude dejar de sentir una culpa terrible, mi trabajo me demanda mucho tiempo y energía, por lo cual estaba muy cansada, ella me pidió jugar y yo me quede dormida sobre la cama, hasta cuando la escuché gritar. Desde ese día hasta ahora me he cuestionado miles de cosas, y no he podido encontrar la calma. Sé perfectamente que a todos los niños les suceden accidentes, y que ya está bien, la nariz está perfecta y su ojo (a pesar de que continúa con un tono violeta) ya está bien. Pero creo que yo no estoy bien, ella no solo es importante en mi vida, sino que nunca nos hemos separado, trabaja conmigo desde que estaba en mi vientre, eso me hace una mamá terriblemente aprensiva, siempre les digo a las mamás del jardín que deben ser más relajadas con sus hijos, yo lo soy de cierta manera, porque la dejo hacer muchas cosas, pero siempre tengo la sensación de que de cierta manera la abandono, no me siento muy bien con respecto a eso. Yo creo que se relaciona con el hecho de que no nos hemos separado nunca. Y luego del accidente creo que todo empeoró. Ella es una niña muy especial, ya que no habla mucho con el resto de la gente, no se ríe mucho en público, y especialmente algo que me preocupa es que no juega con otros niños, siempre prefiere estar conmigo. Claramente esto se relaciona con el hecho de que está en el mismo jardín donde yo trabajo.
Bueno, debido a todos estos acontecimientos, es que junto con el papá decidimos ponerla en un colegio el próximo año para que realice el Kinder. No tuvimos que buscar mucho, por suerte, ya que por recomendación de una ex apoderada llegamos a un colegio que me gusta mucho, es pequeño, con muy pocos alumnos por sala, y que tiene todo el perfil que yo necesito y quiero para mi hija. El día sábado tuvimos la “Entrevista de admisión” Que resultó mejor de lo que imaginé, no les hacían prueba, sino que era una jornada de dos horas, donde tenían un cumpleaños.
Al comienzo la educadora se presentó, y nos contó que no era una prueba de selección, sino que un día de observación, por lo tanto todos quienes fueron ese día quedarían en el colegio, hasta completar la matricula, lo cual nos dejó mucho más tranquilos, y la verdad es que no entiendo muy bien que podría afectar en un niño de 4 años que no lo dejara en un colegio, pero bueno, esto bajó un poco mi nivel de ansiedad. Me encantó la tía fue muy dulce. Bueno los niños hicieron un trencito tras la tía, y yo sentía que mi corazón se salía (ahora las entiendo a todas mamás) Los seguí con la mirada lo más que pude y vi que mi hija a pesar de ir nerviosa iba muy contenta.
Luego nos invitaron un café y a responder un cuestionario de nuestras expectativas del colegio, eso estuvo muy bueno.
Bueno la hora no pasaba nunca y los niños seguían en la sala junto a las tías, lo que sí me gustó mucho es que ningún niño lloró, todos iban felices.
De pronto vemos que salen los niños al patio a jugar con las tías y pude ver a mi hija integrada a un grupo desconocido, a niños que jamás había visto, y hacía todo lo que la tía le indicaba. Por primera vez pude ver que ella estaba más grande de lo que pensaba, y sentí un dolor en el estomago, como si me la estuvieran arrancando fuerte, y me sentí feliz de poder dejarla ser, sentir que es independiente de mí, y a pesar del dolor yo sonreía y me miró desde lejos y me regaló una sonrisa y siguió sus actividades. Yo estaba a punto de llorar, aún estoy nerviosa y con penita. Se veía tan pequeña, (es la más bajita y la menor de su grupo)
Llego la hora de ir a buscarla y les regalaron dulces y globos y ella saltaba de felicidad, estaba contenta, nos contó todo lo que hizo y lo mucho que le gustó la sala, que tenía muchas compañeras y que lo pasó muy bien. Y cuando nos subimos al auto ella nos dice “¿Cuando tengo que volver?” “¿Este es mi colegio, verdad?” Pude respirar tranquila, y siento que luego del accidente me hubiese gustado pegarla a mi espalda para siempre, pero al contrario de eso, quiero dejarla más libre que nunca, y dejar que haga sus propias cosas, en sus espacios. Como dicen por ahí… la quiero libre…










Diana

5 comentarios:

ElPoeta dijo...

Que linda experiencia, mi querida Diana. No sabes cuánto me alegra que saliera tan bien todo. Un beso,
V.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Me alegra tanto que hayan tenido una buena experiencia. Creo que todos estos procesos son mucho mas angustiantes para nosotros los padres (o quizas aun mas las madres) que para los ninios. Mi hijo esta semana fue a un campamento de verano de 9.00- 16.00 todos los dias. Los primeros dias andaba con una angustia terrible, en realidad solo quiero que se quede en casa pero cuando lo voy a buscar y me dice que no halla la hora de ir al proximo dia la felicidad es mas grande que la anguistia sentida...
Lo del accidente de tu hija no creo que debas culparte, le hubiese podido pasado jugando tu con ella o no...Me parece que eres genial como maestra y madre!
Besos,

Diana dijo...

Muchas gracias Poeta por tu visita ... besitos


Lena: Pienso igual que tú, los niños lo pasan bien, mientras nosotros nos morimos de angustia ....

Muchas gracias por tu comentario final... no creo ser nada .. solo soy ... besitos

Evora dijo...

Lo leí hace días y me emocionó...y es que racionalizar estos procesos cuesta, se viven tan intensos siendo madre.

No se que cuesta mas. Si a ellas, separarse de nosotras, cada vez un poquito mas o a nosotras, dejarlas ir...tras su propia vida.

Un beso Di (me has hecho falta)

Diana dijo...

Sabes Ale?... me costó un montón ponerle palabras a lo que pasé con la Anto.... no podía, estaba muy metida en mi preocupación (que me estaba haciendo mal por cierto)
Pero cuando logré escribirlo, sentí un alivio gigante.... y más aún ver que todo ha estado tan bien con ella... espero poder enfrentar las proximas cosas que pasen con ella de la mejor manera posible ... besitos y muchas gracias...aquí estaremos