martes, 1 de mayo de 2007

Nuestro Otoño...








Cuando comienza el otoño y las hojas se secan y el viento sopla fuerte en mi rostro, sé que ya pasaron los días de calor intenso, que tendré que esperar muchos días más para volver a sentir el sol con sus maravillosos largos días de verano. Tenemos que buscar en nuestros closet ropa más abrigada, bufandas y guantes nos acompañan durantes las mañanas y la noche nos sorprende más temprano. El otoño tiene aires románticos y melancólicos, tiene fantasías, rincones ocultos. Cuando paseamos junto a los niños a visitar los días de otoño, un colchón de hojas en la plaza es el lugar acertado para jugar, para recoger “hojas de otoño” y para disfrutar de todos nuestros sentidos, escuchando las hojas al ser pisadas. “Crach, crach” Sentir el olor húmedo del pasto y dejarse atrapar por el viento que sopla sobre esas cabezas pequeñas... Jugamos a la ronda, nos tiramos hojas, reímos cuando alguien pierde el equilibrio, juntamos hojas en una caja (para nuestra actividad), ¡Llenemos de hojas! ¿Quién junta más hojas? _ Las ramitas del suelo también nos pueden servir para construir nuestro propio otoño. A pesar de lo gris que pueda ser un día de otoño, o lo melancólica que me siento. El juego de mis niños hace que este día sea maravilloso, uno de tantos con ellos, uno de esos que no quisiera que terminaran. Adoro los días de otoño, siempre que ellos formen parte y me abracen cuando tiene frío, o que pidan un beso dulce. Y entonces ya no tengo frío.

D.V.

El Otoño

Bailan, bailan, bailan
Hojitas con el viento
Bailo, bailo, bailo,
Los imito contento

Ruedan, ruedan, ruedan
Hojitas en la vereda.
Ruedo, ruedo, ruedo
Seguro me mareo.

Vuelan, vuelan, vuelan,
Hojitas hermosas
Vuelo, vuelo, vuelo
Me siento mariposa

( Nilda Zamataro)

Durante la Unidad “El Otoño”. Todas las familias del jardín tuvieron la misión de crear un texto y de todos los que llegaron, escogimos este para poner en nuestro blog. Es por eso que felicitamos a la familia de Fernanda Farías por este homenaje al Otoño.





Las dos hojitas

Era un gran árbol, lleno de hojas hasta que un día apareció un gran viento que comenzó a soplar y soplar.
Las hojas iban cayendo al suelo una tras otra. Unas se llenaban de barro, otras las pisaban los niños. Y otras iban a parar a la basura cuando la recogía el barrendero.
Había en lo alto de una ramita dos hojitas que lloraban porque no querían caer al suelo. No querían llenarse de barro , que los niños las pisaran o que las echaran a la basura. Cada vez que venía el viento, se movían pero se agarraban con sus rabitos muy fuerte a la rama del árbol. De pronto dijo la más pequeñita “Tengo una idea, mira aquel pájaro que vuela por e cielo, porque no esperamos un gran viento y volamos con él”.
A la otra hoja le pareció una gran idea.
Cuando sopló un gran viento las dos hojas soltaron su rabito de la rama del árbol y volaron por el aire muy alto. Muy alto hasta desaparecer junto a los pájaros del cielo


Fernanda Farías y Familia



16 comentarios:

ElPoeta dijo...

Me encantó, Diana, tu romántica descripción del otoño. Un beso dulce,
V.

gerardo dijo...

Después de leer tu bella descipción otoñal,te dejo un regalo:

Siempre será la aurora testigo de noches insepultas,
de palabras que pasan al olvido,
de prisiones en pechos compungidos y de almas buenas cuando el día repunta.

La aurora también limpia oscuros sentimientos, sacude el polvo de palabras vanas,
de las cosas que fueron como un cuento y el agrio amor con que se ama.

La aurora arroja al viento secretos nocturnales,
de pasiones, de silencios y dolores,
de palabras que fueron en la noche tópicos de amor y de clamores.

Siempre será la aurora la dulce espina que hace sangrar la dulce herida,
la que lleva el sabor de un tierno roce y el dulce amor de mirar como me miras.

Será la aurora la que siembre el paisaje de amor en tus pupilas,
en las ansias benditas de unas bocas y el dulce mal de tus heridas.

Recibe un beso en tu alma.

Anónimo dijo...

Vuelan vuelan las hojitas, que de los árboles caen...¡Pobrecitas!
Se van cayendo toditas,
como locas van rodando,
miran sus tristes caritas,
y se alejan sollozando,
el viento ingrato se olvida que mil veces a jugado, aun con la más escondida de las hojitas del prado.

Esta poesía me la enseñó mi abuela cunado to tenía mas o menos 5 años, es muy grato poder compartirlas con ustedes, y con mi sobrino Alonso, que está de vuelta en Nuestro jardín.

Tania M y Ricardo E.

Kimmy dijo...

uhhhhh
cuando dijiste que escribias como mi estilo es verdad .. jeje que wenuu por fin alguien que encuentre el otoño tan asi como lo encuentro yo ...
esque es tan especial que dan ganas que el mundo se paralice y se keden en el crujir de las hojas
besitos y pasa por mi blog
byee

Diana dijo...

Poeta...Gracias por tus lindas visitas y hermosas palabras...

besos...

Diana dijo...

Gerardo... Qué grato fue encontrar ese bello regalo que dejaste en mi blog... (es hermoso) aprecio mucho que me visitaras....

Me gusta el Otoño... y todas las hojas que ha dejado a su paso...


besos en tu alma....

Diana dijo...

Mamita Tania y Ricardo!!!!!
qué hermosa sorpresa encontrarme con sus letras... El poema es hermoso (podré utilizarlo con los niños??)
Claro que yo también estoy feliz!! con la vuelta de Alonso... (de alguna manera los tendré cerquita a ustedes....)
Besos Felices... y cerquita ...

Te extrañamos Ricardo...

Diana dijo...

Kimmy ....que lindo verte nuevamente aquí... Que lindo es el Otoño cuando podemos disfrutarlo...sin prisa... con calma ...

Claro que visitaré tu blog...

besos

Anónimo dijo...

Debo hacer una enmienda...
que de los árboles caen...llorando están ¡pobrecitas!!. Ahora si está bien, fue una pequeña laguna mental.
Y claramente puede utilizarlo con los niños , el lenguaje el claro y preciso para la edad de los niños, como le conté me la enseño mi abuelo, cuando yo tenía como 5 años, y ahora es mi deber transmitirlas a mi hijo y sobrino, y además compartirlas con ustedes. Muchos besos...cerquita!!!
aún tengo un par en mi repertorio infantil, se las compartiré en algún grato momento.

Kimmy dijo...

sii me enkanto tu blog :)
oiga niñad e donde sakaste ese monito de otoño .. me encaNto jejee
oiga le dijo mi msn para q sigamos hablando y ser amigas
bebita_54@hotmail.com
besitos y cariños

Evora dijo...

Amiga!...como aumentan sus visitas!

Precioso post Diana, realmente.Una postal de otoño, senti caer las hojitas, senti el aire mas frío y las manos heladas...se sintió caer la noche temprana.

Mira tu!, hasta me has inspirado amiga.

Muy bello, besitos

Ev

Ana R dijo...

Ven...que aquí es primavera...

Así y todo una delciosa amalgama otoñal entre las letras...

Un abrazo

Mul dijo...

De aquellos otoños vendrán estas primaveras... el eterno ciclo que se renueva en cada brote en pausa, en cada hoja exhausta, en cada tallo caduco. En alguna parte, una flor, crecerá, una flor nueva...

Me ha encantado tu blog, y me ha encantado también encontrar aquí alguna cara conocida...

No sé cómo tardé tanto en visitarte... Prometo volver.

Besitosss
Mul

Diana dijo...

Evora: Este otoño me ha sorprendido, lo veo maravilloso...



besos...

Diana dijo...

Ana R. Gracias por tus hermosas visitas...


besos...

Diana dijo...

Mul: Qué hermosas palabras de otoño.. me ha sorprendido tu visita... como también este otoño lleno de cosas nuevas...
Gracias por visitarme...
También espero que regreses...



besos....