jueves, 22 de noviembre de 2012

Nuestro día :)





“¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo 
enseñe; que lleve el nombre de maestra, que 
tú llevaste por la Tierra. Dame el ser más 
madre que las madres, para poder amar 
y defender como ellas lo que no es carne
de mis carnes. Dame que alcance a hacer
de una de mis niñas mi verso perfecto y a
dejarte en ella clavada mi más penetrante
melodía, para cuando mis labios no canten
más”.

Gabriela Mistral, La Oración de la maestra.









A veces me desmotivo, me disperso, me cuestiono mi labor... pero siempre siempre hay una sonrisa que lo cambia todo... Y me reencuentro con lo que más amo !!